domingo, 2 de noviembre de 2014

AK-107 y el sistema de retroceso equilibrado

Arriba un AKM y abajo un AK-47,
encuentre las 7 diferencias :P

El fusil de asalto AK-47 fue el arma principal del Ejército Rojo desde 1949 hasta 1959 cuando comenzó a cambiarlos por una versión mejorada, más fácil y barata de fabricar, a la vez que 1kg más ligera. A esa versión se la conoce como AKM (Avtomat Kalashnikova Modernizirovanny) y es la más popular de la familia Kalashnikov, estuvo en servicio no solo en las FF.AA. soviéticas y del extinto Pacto de Varsovia sino que sigue en activo en multitud de fuerzas armadas ex-afines a la URSS y en otros grupos irregulares, guerrilleros, yihadistas, terroristas, separatistas, luchadores por la libertad y otras sub-clases de combatientes difíciles de catalogar por todo el mundo. Se han fabricado aproximadamente unos 60.000.000 de fusiles AKM y se siguen fabricando en incontables versiones, aunque a comienzos de la década de 1970 la URSS empezó a buscar un reemplazo que fuera capaz de disparar una munición más ligera y, por tanto, más controlable cuando se dispara en automático. A diferencia de la doctrina de fuego que aprenden los fusileros occidentales, los soviéticos empleaban el fuego automático como primera opción en caso de enfrentamiento, puede verse que los selectores de tiro de sus fusiles de asalto vienen preparados para pasar del 'seguro' directamente al modo 'automático' con un solo toque y luego, tras una segunda presión sobre el selector, se activa el modo 'semiautomático', así se entiende que mejorar el desempeño de sus armas al disparar en automático era una prioridad. Se dice que este requerimiento de aligerar la munición se debió al relativo éxito del calibre 5,56x45mm OTAN que venían disparando los fusiles M-16 desde los años '60. A mediados de la década de 1970 los soviéticos empezaron a reemplazar sus AKM por AK-74 en calibre 5,45x39mm. Continúa en servicio hasta el día de hoy bajo el nombre de AK-74M sumando numerosas modificaciones para simplificar los procesos de producción y mejorar los aspectos ergonómicos del AK-74 original. Pero las investigaciones para conseguir aumentar la precisión durante el fuego automático nunca se detuvieron.

La desestabilización que sufre un fusil de asalto al disparar procede de cuatro momentos bien definidos. El primero es cuando el proyectil comienza su aceleración dentro del cañón, pues la misma fuerza que le impulsa hacia adelante empuja al resto del arma hacia atrás, esto es el retroceso propiamente dicho. El segundo momento desestabilizador ocurre por el movimiento del cerrojo que se abre y comienza a recular para extraer el casquillo vacío pero también cuando vuelve a cerrarse introduciendo una nueva munición en la recámara. El pesado cerrojo en su recorrido hacia atrás y hacia adelante hace que el centro de gravedad del arma varíe. La tercera perturbación se da en el momento en que, tras recular, el cerrojo golpea contra el tope del cajón de mecanismos. La última fuerza que desequilibra el arma aparece cuando el cerrojo vuelve a su posición original tras el disparo y el ciclo de recarga, impulsado por el muelle de recuperación golpea la recámara antes de bloquearse. Con esto en mente, los soviéticos desarrollaron un sistema que se conoce como 'retroceso equilibrado', en inglés BARS (Balanced Automatic Recoil System) y en ruso 'equilibrado automático' (cбалансированная автоматика).

El 'retroceso equilibrado' mitiga los efectos de tres de las cuatro causas fundamentales de la desestabilización del fusil de asalto durante el disparo. Se fundamenta en la 3º Ley de Newton que dice que 'a cada acción corresponde una reacción de igual magnitud pero en dirección opuesta'. La siguiente animación muestra esquemáticamente el interior del fusil AK-107, uno de los sucesores del AO-38. En la parte superior del esquema se encuentra una barra de contrapeso en color anaranjado y justo debajo está el grupo del cerrojo en color gris. Cuando los gases (en rojo, detrás del proyectil) provenientes del cañón (en cian) inundan la cámara empujan el cerrojo hacia atrás y el contrapeso hacia adelante, el movimiento de ambos es sincronizado gracias a un piñón (el de color rojo oscuro en la animación) que impide a ambas piezas moverse independientemente. Cuando el cerrojo llega al final del recorrido hacia atrás es empujado por el muelle de recuperación nuevamente hacia adelante, arrastrando a la barra de contrapeso hacia su posición inicial. Gente que ha probado el AK-107 junto con el AK-74 y también algunos AEK-971 (es decir: gente que verdaderamente puede establecer una comparación) coinciden en que el sistema de 'retroceso equilibrado' ayuda a mantener el arma centrada sobre el blanco durante las ráfagas de fuego automático, reduciendo hasta en un 20% la necesidad de reapuntar, corregir o compensar.

Evolución de los fusiles con sistema
de 'retroceso equilibrado', nótese
que el tubo de gases es del mismo
largo que el cañón.
La invención de este sistema se le atribuye al ingeniero Pyotr Andreevich Tkachiev que lo presentó en su prototipo AO-38 (1965) para la fábrica TsNIITochMash. Luego, a principios de la década de 1970, el ingeniero Yuriy Aleksandrov lo incorporó en sus prototipos AL-4 y AL-7 que compitieron en el concurso del que salió triunfador el AK-74. La idea fue resucitada a mediados de los años '80 para participar en un concurso que pretendía reemplazar al AK-74, la empresa Kovrov MP presentó el AEK-971 que quedó por detrás del ganador: el AN-94 Abakan, debido a que este último podía hacer ráfagas de dos disparos con una precisión inigualable. En todos los demás apartados el AEK-971 era mejor que el AN-94... 0,5kg más ligero, más simple y mucho más barato de fabricar. Aunque el Abakan fue oficialmente adoptado por los soviéticos como arma reglamentaria, el colapso de la URSS y las dificultades financieras que acarreó, acabaron alargando la vida de los AK-74 hasta nuestros días. A finales del siglo XX y con las fábricas de armamento rusas convertidas al capitalismo, el sistema de 'retroceso equilibrado' volvió a aparecerse en los fusiles de asalto AK-107, AK-108 y AK-109 ya no solo pensando en llenar el lugar que dejaría la jubilación del veteranísimo AK-74 y sus variantes sino también en la exportación. Como nota curiosa hay que decir que las siglas 'AK' en AK-107 significan 'Aleksandrov Kalashnikov'. Recientemente en 2013 ha aparecido el MK-107, modernización del AK-107, que la empresa Saiga planea exportar hacia EE.UU. y otros mercados (civiles y militares) ávidos de fusiles de asalto que permitan personalizarlos acoplándole toda clase de accesorios en sus sendos railes Picatinny e intercambiando piezas no fundamentales como culatas y guardamanos por otras hechas a medida de los gustos de sus usuarios.

AK-107 con cargador de 60 municiones y visor óptico.
El soldado lleva buena parte del equipo del programa 'Ratnik'.

Los AO-38 y AL-4 no pasaron de la etapa de prototipos, sin embargo se produjeron pequeños lotes de AEK-971 para ser usados por el Ministerio del Interior ruso a principios del siglo XXI, hasta que en 2006 cesó definitivamente su producción. Algunos AEK-971 fueron fotografiados en manos de soldados de fuerzas especiales rusas durante el conflicto de Chechenia (1999-2003). El AK-107 ha sido incorporado a algunas unidades militares de la Federación Rusa para su evaluación junto con el AK-12 (una versión modernizada del AK-74) durante 2014 como parte del proyecto 'Ratnik' que pretende modernizar todo el equipamiento de la infantería rusa para finales de 2015. Aunque se le vió en algunas ruedas de prensa junto con otras piezas del equipo 'Ratnik', en Enero de 2015 el Viceministro de Defensa ruso, Yuri Borisov, anunció que el AK-12 sería el fusil de asalto definitivo para este proyecto. El Sr. Borisov reconoció que tal decisión fue difícil porque el AK-107 había estado a la altura pero finalmente se decantaron por el AK-12 debido a su relación calidad/precio. Los fusiles de asalto que usan el sistema de 'retroceso equilibrado' han cosechado una amplia trayectoria y en estos momentos son más fáciles y baratos de fabricar que hace 50 años, es una buena opción para una fuerza armada profesional o pequeños grupos de operaciones especiales. El tiempo dirá dónde se les volverá a ver, porque seguramente reaparecerán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada