sábado, 15 de febrero de 2014

Conceptos básicos: municiones de infantería

De izquierda a derecha: .223 Remington,
7,62x54mm(R) y 12 Gauge
Que pistolas de 9 milímetros, que escopetas del 12, que fusiles 7,62x54mm (R) y reintegro el 15... si parece que para ir a comprar balas hace falta ser numerólogo. En este artículo voy a tratar de aclarar algunos conceptos básicos sobre la nomenclatura de la cartuchería que usa la infantería y los cuerpos de seguridad modernos, pretendo que al acabar de leer esto cualquiera sea capaz de diferenciar entre un calibre y un logaritmo, gesta que a priori no parece sencilla. Para empezar hay que aclarar que el 'calibre' de una munición suele ser el diámetro máximo del proyectil, aunque hay algunas excepciones. Veamos: actualmente hay tres métodos principales de expresar el tamaño de la munición de un arma: en magnitudes métricas (generalmente en milímetros), imperiales (en décimas de pulgada) y una tercera en la que la medida del calibre va seguido por la palabra "gauge" y que no guarda relación alguna con las otras dos. 

Empecemos por el sistema métrico, que para quienes lo usamos diariamente será sencillo de comprender. En una munición de 9mm sabemos que su proyectil mide exactamente eso de diámetro máximo. Aclaremos que el proyectil (también llamado 'ojiva' por su forma) actualmente no es esférico, por tanto su 'diámetro máximo' es la parte más gordita y cercana a la vaina, que se corresponde con el diámetro de la circunferencia que forman las 'mesetas' de las estrías del cañón. La cosa no acaba ahí, pues hay muchas municiones cuyo diámetro máximo de proyectil es 9mm y sin embargo no son iguales, incluso el largo o la forma de la ojiva, además de las características de la vaina, hacen que no se puedan usar en armas diseñadas para clases diferentes de cartuchos de 9mm. Por ello es normal que junto al calibre en milímetros se le añada otra magnitud separada por una letra 'x' (que se lee 'por') que es el largo total de la vaina.

Vainas de cartuchos 9mm, todas distintas.
La munición de 9x19mm es muy popular en occidente desde que los alemanes de la IIGM la emplearan para sus pistolas y subfusiles (aunque nació mucho antes, en 1902); no obstante, hacia el este, los soviéticos empleaban para sus armas cortas el cartucho de 9x18mm y más o menos contemporáneo a esos dos tenemos el italiano de 9x17mm. Todos ellos son de 9mm, pero no son intercambiables. Para hacer un poco más llevadera la identificación y diferenciación se suele añadir un nombre que el diseñador seleccionó para ese cartucho, el nombre del propio diseñador o el del fabricante de las armas más extendidas que lo usan. Así tenemos el 9x19mm 'Parabellum' (a veces referido como el '9 Para' o también '9mm Luger'), el 9x18mm 'Makarov' y el 9x17mm 'Glisenti'. La cosa se complica un poco cuando en lugar de un nombre notable se añade una magnitud relativa, tal como 'Corto' o 'Largo', no me voy a meter en eso ahora ya que daría para mucho. Un caso particular es el cartucho soviético/ruso 7,62x54mm(R) empleado en los fusiles Mosin-Nagant durante la IIGM y que sigue en uso actualmente, la (R) no significa 'marca registrada' sino 'rimmed`es decir: con pestaña. Puede verse sobresalir la pestaña en la base de la vaina en la primera foto de este artículo.

En el mundo anglosajón, la forma de identificar las municiones se hace en décimas de medidas imperiales, siendo normal usar las pulgadas (inch) y que suelen abreviarse como 'in' o simplemente con unas dobles comillas. Recordemos que el separador decimal en el sistema imperial es el punto y no la coma, así .22" debe leerse '0, 22 pulgadas', lo que equivaldría a unos 5,5mm; nótese que el cero antes del separador decimal desaparece.  En este sistema, como solo se suele expresar el diámetro del proyectil y no el largo de la vaina, es prácticamente obligatorio acompañarlo de una sigla o palabra que ayude a identificar qué tipo de munición se está nombrando. Así encontramos municiones de esta guisa: .22 LR (Long Rifle), .45 ACP (Automatic Colt Pistol), .308 Winchester, .223 Remington, .50 BMG (Browning Machine Gun), etc.

De izquierda a derecha: 10ga, 12ga, 16ga, 20ga y 28ga.
Un tema interesante es la forma en la que se identifican los cartuchos para armas de ánima lisa como las escopetas. La forma más estándar se conoce como 'nomenclatura inglesa' y es necesario sumergirse un poco en la historia para llegar a comprender cómo y por qué llegó a ser así. Vayamos por partes... el sistema de medidas imperiales empleado en el siglo XVII distaba mucho de ser homogéneo, y hablo de esas fechas porque fue el apogeo de los mosquetes, armas de ánima lisa cuyo proyectil era invariablemente esférico. La falta de consenso en cuanto a las medidas hacía que mandar a fabricar municiones de, por ejemplo, media pulgada en distintos puntos de Europa diera como resultado una variopinta colección de esferas de diferente diámetro. Intentar cargar y disparar esas bolas en los mosquetes podía convertirse en un dolor de cabeza o en algo peor si por ser demasiado grandes se atascaban en el cañón durante la recarga o tan pequeñas que salían rebotando por las paredes del tubo mermando aún más la ya de por si escasa precisión de estas armas. A algún iluminado, posiblemente un inglés, se le ocurrió entonces partir desde una medida y un material lo más estándar posible para obtener así cierta uniformidad en la medida de municiones y cañones. Esa medida fue la libra (453 gramos) pues por razones de comercio era relativamente sencillo encontrar sitios que pesaran en libras inglesas. El material que, a pesar de las diferencias en los procesos de refinamiento a lo largo y ancho de Europa, mantenía cierta densidad homogénea era el plomo. Entonces una pelota de plomo de una libra de peso se convirtió en una medida estándar en cuyas fracciones se expresan las medidas de calibre de la nomenclatura inglesa. Pasemos a un ejemplo ilustrativo: si dividimos una libra de plomo en 12 esferas iguales, cada esfera medirá 1,85cm de diámetro (.729 pulgadas), una escopeta del calibre 12 (o 12ga por 'gauge') tiene un diámetro de cañón de 1,85cm. Una escopeta de calibre 20 tiene un diámetro de cañón de 1,56cm, su cañón es de menor diámetro que una escopeta del 12 y si has leído con atención lo anterior creo que no hará falta explicar el por qué.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada